Tag Archive for: Aeropuertos

[thb_image image=”6943″][thb_gap height=”30″]

El aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es el más grande de América Latina de acuerdo a los datos de OAG (Official Aviation Guide), el portal más importante de información digital sobre vuelos.

De acuerdo a su índice Megahubs más reciente, el aeropuerto Benito Juárez tuvo un índice de conectividad de 191 puntos, con lo cual también es el número 15 a nivel mundial.

La importancia de México creció, ya que hace un año se encontraba en la posición 20 mundial.

El índice Megahubs, no se limita simplemente a contar el número de pasajeros que usan una terminal, sino que compara la cantidad de conexiones programadas desde y hacia aeropuertos internacionales, con el número de destinos con los que tiene vuelos.

Después de México, el aeropuerto más importante es El Dorado, de Bogotá.

Con un índice de conectividad de 142 puntos, el hub de Avianca tuvo un muy importante crecimiento el último año, superando a Sao Paulo para convertirse en el segundo más importante de América Latina, y el 32 mundial.

Sao Paulo, con u aeropuerto de Guarulhos ocupó la tercera posición y es el último de la región que se coloca en el top 50 mundial.

Tuvo, sin embargo, una fuerte caída, pues el año pasado era el 37 del mundo, y ahora está en el lugar 46.

Los últimos dos aeropuertos de la región que fueron reconocidos fueron el Tocumén de Panamá y el Jorge Chávez de Lima.

El aeropuerto de Panamá tiene 97 puntos y el de Perú 92, suficiente para destacar entre los más grandes de Latinoamérica.

Cabe mencionar que la cantidad de tráfico que recibe un lugar, no está relacionada con la calidad de los servicios.

En este sentido, el único de los aeropuertos mejor conectados de la región que no figura entre los mejores de Latinoamérica es el de Ciudad de México.

El próximo índice Megahubs deberá tomar en cuenta los estragos del Covid-19.

[thb_gap height=”30″]
[thb_image image=”6394″][thb_gap height=”30″]

Por primera vez en la historia, una obra de infraestructura turística se canceló tomando en cuenta los Acuerdos de París y el medio ambiente.

Se trata de la tercera pista del aeropuerto de Heathrow, que da servicio a Londres, y que fue declarada como ilegal por una Corte de Apelaciones Británica.

La base de este fallo fue que el proyecto estaba en contradicción con los Acuerdos de París, que en 2016 llevó a que prácticamente todos los países del mundo se obligaran a trabajar para evitar que las temperaturas globales suban por encima de los dos grados respecto a niveles preindustriales, y que se considera una base para luchar contra la emergencia climática.

Es la primera vez que el Acuerdo obliga a cambiar un proyecto gubernamental en el mundo, y pone la base para que esto siga ocurriendo a futuro, de modo que cada obra considere al medio ambiente y no al dinero como prioridad.

Heathrow es el aeropuerto más importante del Reino Unido y es considerado uno de los mejores del mundo.

Además, es uno de los más transitados, y el proyecto de añadirle una tercera pista se encontraba vigente desde 2009.

Desde esa fecha ha pasado por un proceso turbulento donde por momentos tuvo el apoyo del Gobierno, y por momentos no.

Aunque había temores de todo tipo, incluyendo la necesidad de demoler casas, el excesivo ruido que sufrirían en la zona y la masificación con el incremento de pasajeros, al final ninguna de estas fue la razón para cancelar el plan.

La tercera pista, permitiría la llegada de 700 vuelos adicionales cada día, y todos ellos representan un aumento de las emisiones contaminantes.

Esto, consideraron los jueces, haría imposible que el Reino Unido pueda alcanzar cero emisiones netas para 2050, tal y como el país, como otras naciones europeas, se ha obligado a hacer.

Quienes impulsaban el proyecto destacaban la mayor conectividad que tendría Londres con el mundo, la creación de empleos, la mejora de operaciones que evitaría retrasos y la inyección de 61 millardos de libras que tendría la economía del país.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, era un opositor al proyecto, y festejó el fallo de los jueces.

“Estamos ante una emergencia climática y me deleita que la Corte de Apelaciones haya reconocido que el Gobierno no puede ignorar sus responsabilidades frente al Cambio Climático”.

El gobierno nacional anunció que no pensaba apelar el fallo ni llevarlo a la Suprema Corte del País.

Cabe añadir que el fallo judicial no descarta una futura expansión de Heahtrow, pues solo declaró que el proyecto era “legalmente fatal en su forma actual”.

Esto abriría la puerta a considerar expandir a futuro el aeropuerto, aunque esto se deberá hacer presentando planes que hagan frente al impacto ambiental de volar.

La contaminación de los aviones es una de las principales trabas para lograr un turismo sostenible, pues aún no existe forma de evitarlas.

Aunque aerolíneas como Air France o Copa tienen proyectos de compensación, ya sea en sus operaciones o instalaciones, se espera que la aviación incremente su impacto ambiental año con año a medida que otras industrias se vuelven más limpias.

Ya existen proyectos de aviación eléctrica, como el de Harbour Airlines en Canadá, pero estos aún no son comerciales y falta tiempo para lograr hacerlos masivos.

[thb_gap height=”30″]
[thb_image image=”5231″][thb_gap height=”30″]

Un golpe mas al uso de plásticos de un solo uso en el turismo se acaba de dar en el aeropuerto de San Francisco, California.

A partir del 20 de agosto, todas las tiendas, restaurantes y máquinas expendedoras en las instalaciones tendrán prohibido vender agua en botellas de plástico, una de las fuentes de desperdicios innecesarios mas grandes del mundo.

En lugar de ello, tendrán que ofrecerse en vasos, o bien en botellas de aluminio reciclado u otro material certificado como compostable.

El cambio se da siguiendo un plan maestro que inicio en 2016 y que tiene como objetivo que para 2021 el aeropuerto de San Francisco sea un espacio zero waste, que no produzca un solo desecho que tenga que ser llevado a un relleno sanitario.

“Esperamos tanto tiempo porque hace unos años aún no existían alternativas en el mercado para las botellas de plástico”, aclaró Doug Yakel, jefe de información del aeropuerto.

Una vez que el cambio sea oficial, el aeropuerto de San Francisco será el primero en Estados Unidos que implemente esta medida ecológica, aunque las autoridades aseguran que otras terminales del país ya los han consultado para seguir sus pasos.

Sin embargo, varios viajeros responsables han opinado que la medida no es suficiente.

Esto debido a que, de momento, la prohibición es solo para botellas de agua, pero no para otras bebidas.

botellas de plástico de un solo uso

Refrescos y otras bebidas azucaradas, que no ayudan en mucho a la salud, pueden seguir usando plásticos desechables, y hay quien teme que esto sea un incentivo para beber esto en vez de agua.

Te recomendamos: Lombard Street cobrará entrada en San Francisco

Yakel dijo al Washington Post que de momento no pueden implantar esta medida en refrescos pues no existen opciones en el mercado para remplazar los envases.

La idea es que esta primera medida lleve a que la industria refresquera se vea obligada a cambiar sus hábitos anti ecológicos en el corto plazo.

Medidas ambientales en el aeropuerto de San Francisco

Si bien la prohibición de las botellas de plástico apenas entrará en efecto este año, el aeropuerto de San Francisco ha tomado medidas para ser un espacio zero waste desde tiempo atrás, ayudando a que todos sus usuarios se vayan adaptando al cambio.

Desde julio pasado, al igual que en toda California, los popotes de plástico fueron prohibidos.

La terminal colocó bebederos para que todo viajero pueda rellenar botellas no desechables con agua sin costo alguno, y otros instrumentos de un solo uso como servilletas, envases de café o palillos de comida china también han sido limitados.

Además se tomaron medidas para que los restaurantes no entreguen condimentos estuchados, como lo son los sobres de catsup y mostaza, a menos que el cliente lo solicite específicamente, lo cual redujo ampliamente la basura.

Todos estos instrumentos, cuando se utilizan, deben ser de materiales compostables.

Según fuentes del aeropuerto, al día de hoy cada persona que lo utiliza genera en promedio 0.2 kilogramos de basura.

Cada vez existe mas conciencia de los daños que los plásticos de un solo uso crean en el medio ambiente, y parte de la industria turística ha sido pionera en atacarlos.

Entre los ejemplos que hemos tenido en Viajeros en Ruta se encuentra Air Canada, Grupo Palladium, y los hoteles Iberostar.

En México tenemos la prohibición de plásticos en Pátzcuaro, y el proyecto Desplastifíctae en Todos Santos y Pescadero, Baja California Sur.

[thb_gap height=”30″]
[thb_image image=”3605″][thb_gap height=”30″]

Tras una larga polémica entre Emirates y Aeroméxico alrededor de quien puede operar la ruta México-Barcelona, la empresa del Medio Oriente anunció que cancela sus planes en el país.

Esto después de que solo obtuviera permiso para operar tres vuelos semanales en lugar de los siete que solicitaron.

Emirates dijo que el operar tres vuelos semanales hacía que la frecuencia no fuese rentable.

Sin embargo, no fue posible otorgar más slots a la aerolínea debido a que el aeropuerto se encuentra completamente saturado, razón por la cual Ciudad de México necesita con urgencia un nuevo aeropuerto.

Esa misma razón ha impedido que varias aerolíneas internacionales no puedan operar a México abriendo al país a un mayor turismo.

Considerada una de las más grandes y mejores aerolíneas del mundo, Emirates habría sido la primera empresa de Medio Oriente en operar en México.

Te recomendamos el vuelo más largo del mundo.

La aerolínea ya vuela a varios países latinoamericanos, entre ellos Brasil, Argentina y Chile.

Fin a la disputa de Emirates con Aeroméxico

La cancelación de los planes de Emirates para volar a la CDMX pone fin a una larga disputa con Aeroméxico.

El pasado mes de abril Aeroméxico había anunciado que retomaría su ruta México-Barcelona, siendo esta la segunda conexión aérea entre la capital de México y España.

Sin embargo, apenas tres semanas después, la aerolínea bandera de México canceló sus planes.

Esto después de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgó a Emirates un permiso llamado Quintas Libertades.

Con ello, la línea aérea con sede en Dubai podía volar desde México como si fuera una aerolínea nacional.

Tras recibir el permiso, Emirates anunció que operaría la ruta México-Barcelona, desde donde harían escala para conectar a Dubai, con lo cual entrarían en competencia directa con la empresa mexicana.

Aeroméxico argumentó que, contrario a lo que pasa con ellos, Emirates tiene fuertes subsidios de parte del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, con lo cual era imposible competir en precios con ellos.

Acusaron competencia desleal y que la decisión de la SCT perjudicaría los empleos y la conectividad de México.

Tras la solución del drama, México se mantiene como el único país con más de 85 millones de habitantes donde Emirates no tiene operaciones.

La decisión abrió la puerta para que Aeroméxico retomara su vuelo México Barcelona.

[thb_gap height=”30″]
[thb_image image=”3034″][thb_gap height=”30″]

Un nuevo aeropuerto es un aspecto clave para impulsar el turismo, mejorar la conectividad de países y regiones y facilitar el movimiento para todos los viajeros en ruta por el mundo.

Pero mal planeado, y en la localización equivocada, puede ser la llave para un desastre ecológico.

Eso es lo que está pasando en una pequeña isla del Caribe, Barbuda, donde los planes de desarrollo de un aeropuerto están poniendo en riesgo el futuro del lugar.

Esto de acuerdo a un grupo de residentes, que iniciaron procesos legales para frenar la construcción del aeropuerto.

Tras su demanda, las obras están temporalmente suspendidas.

La pregunta ahora es que intereses primarán, si los del desarrollismo que afecta a otros paraísos naturales como las Galápagos o el del turismo sostenible que puede lograr el progreso de un lugar a la vez que garantiza la protección de su medio ambiente.

¿Dónde está Barbuda?

Barbuda es una de las dos islas habitadas que conforman el país llamado Antigua y Barbuda, una de las antiguas colonias británicas que hoy los viajeros buscan por sus playas y naturaleza.

Contrario a su vecina Antigua, capital económica de su país, Barbuda es un lugar donde la naturaleza domina.

Su única localidad, Codrington, alcanzó una población máxima de 1,640 residentes.

Fuera de la ciudad, la selva domina el ambiente, y es hogar de especies únicas como lagartos, serpientes y fregatas que no viven en ningún otro lugar del mundo.

El huracán que destruyó una comunidad

El cambio climático ha provocado siniestros naturales cada vez más dañinos, y los países del Caribe como Antigua y Barbuda se encuentran entre los más vulnerables.

Irma, fue uno de los peores huracanes de los que se tiene registro, y en 2017, al tiempo que México sufría los impactos de los terremotos de septiembre, golpeó toda la región del Caribe.

Pese a las preparaciones que tuvieron, Barbuda fue prácticamente destruida por los fuertes vientos y 95% de los edificios en Codrington quedaron destruidos.

La tragedia fue de tal nivel que los habitantes de Barbuda fueron evacuados a la vecina Antigua, y por primera vez en siglos la isla quedó deshabitada.

El huracán Irma destruyó el 95% de Codrington

Al día de hoy, apenas unas 100 personas han vuelto a vivir en su antiguo hogar, que sigue muy lejos de recuperarse del impacto de Irma.

El turismo se acabó completamente, pues el pequeño aeródromo y los dos resorts que existían cerraron sus puertas.

Pero siendo un país que vive esencialmente del turismo, Antigua y Barbuda apostó por este para recuperar la economía y la población de su isla.

El turismo sostenible ausente del proyecto

Varios lugares del Caribe apostaron por el turismo para recuperarse, tal es el caso de Puerto Rico que llamó a voluntarios para experimentar el turismo justo y ayudar a recuperar espacios naturales y culturales de su territorio.

Pero en el caso de Antigua y Barbuda la idea fue diferente, y se apostó por un modelo de turismo que debe quedar rebasado.

Se aprobó la construcción de un nuevo resort de cinco estrellas para quitarle espacio a la naturaleza que gobierna Barbuda, y que se sumará a los ya existentes que serían rehabilitados.

La inversión en el resort viene de grandes inversores de alrededor del mundo, y para ayudar a turistas a llegar al futuro atractivo se aprobó la construcción de un nuevo aeropuerto, que remplazaría al pequeño aeródromo que servía a la isla.

Pero Barbuda no tiene mucho terreno para una obra de ese tamaño, y la construcción requirió la tala de hectáreas de selva virgen.

Una vez que la naturaleza fue desplazada, se vio que los terrenos elegidos no eran adecuados por la presencia de cuevas subterráneas, por lo cual ahora se requiere la depredación de más bosques.

La fregata es uno de los pájaros que los viajeros van a ver a Barbuda

Así, el proyecto del aeropuerto de Barbuda está acabando no solo con la posibilidad de desarrollar un turismo sostenible en este paraíso del Caribe, sino con el medio ambiente entero del lugar.

Futuro del proyecto

Una vez que la demanda contra el gobierno de Antigua fue aceptada y que las obras se han detenido, trascendió que el departamento de Medio Ambiente del país ni siquiera revisó el proyecto ante la premura de empezar la obra, vendida como esencial para la recuperación del país.

Al tiempo que el aeropuerto avanzaba como máxima prioridad, los servicios básicos no han sido recuperados en Barbuda a diez meses del huracán.

La isla aún no tiene un hospital funcional ni agua potable, a pesar de lo cual la inversión se ha dedicado al polémico aeropuerto.

El destruir las selvas del país, implica, además, incrementar las emisiones de CO2 del país.

Aunque Antigua y Barbuda genera pocas emisiones, es la presencia de gases de efecto invernadero lo que aumenta la peligrosidad de los huracanes, y la desaparición de selvas lo que hace a los asentamientos humanos más vulnerables.

Así que, curiosamente, la apuesta del país para reponerse de un desastre natural, abre la puerta a más problemas a futuro.

Los promotores de la demanda esperan que, una vez que el caso se revise en la corte, el proyecto pueda rediseñarse completamente de modo que sea sostenible y no destructivo.

[thb_gap height=”30″]